Milos Degenek analizó el choque de octavos, les tiró halagos a varios jugadores pero remarcó que “esto es fútbol y todo es posible”.

Por segunda vez en su historia, Australia clasificó a los octavos de final de un Mundial. En Qatar 2022 le tocó un Grupo D muy parejo, con Dinamarca como favorito a ser escolta, pero finalmente los aussies accedieron a la próxima instancia con la misma cantidad de puntos que la poderoso Francia. Y ahora el rival es la Selección Argentina.

A dos días del choque con la Albiceleste en el Estadio Ahmad Bin Ali, los de Oceanía  llevó a cabo este jueves trabajos regenerativos en las canchas del Aspire Zone. Todos los jugadores felices con una sonrisa por este pasaje histórico.

Milos Degenek, afirmado en el lateral izquierdo de la defensa, sabe que por su sector deberá contener a Lionel Messi, al que llenó de elogios pero no lo consideró un Dios de la pelota. Respeto, ante todo, pero jamás la obnubilación. “Ahora que sabemos que jugamos contra Argentina, va a ser un partido difícil -aseguró. Pero parte de eso, son 11 contra 11. No hay 11 Messis, hay uno. Siempre amé a Messi, y creo que es el mejor que jamás haya jugado este deporte. No es un honor jugar contra él porque es solo un humano, como todos lo somos».

“El problema para nosotros es que tienen una selección llena de estrellas. Mirás el banco y ¡está sentado (Lautaro) Martínez! Será un juego muy difícil, sin dudas. También lo fue Dinamarca y ya haber llegado a octavos de final es un honor”, vertió su análisis.

La Selección Argentina parte como favorita, el referente de Australia se mostró muy confiado e ilusionado con dar un golpe en esta Copa del Mundo: “Tenemos que creer en nosotros estar al 100% y preparar el partido. Esto es fútbol, todo es posible. Argentina sube las cosas a otro nivel como fue jugar con Francia. Vienen con más motivación porque les fue mal en Rusia. Soy un gran fanático de estos equipos, pero ahora tendremos un desafío en el que los respetamos lo necesario, pero creemos en nosotros”.

Share.

Comments are closed.