La viruela del mono suma más de 50.000 casos registrados desde el inicio del año, señaló este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS), que destacó una ralentización de la transmisión en Estados Unidos y Europa.

Mediante la página de la OMS en la que se recogen los casos confirmados, hasta el 31 de agosto se había notificado 50.496 contagios y 16 decesos causados por esa enfermedad, cuyo último brote fue declarado emergencia de salud pública internacional por la agencia de la ONU.

Asimismo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que el declive de nuevas infecciones podría ser una prueba de que se estaba frenando el brote de esta enfermedad que se manifiesta en forma de lesiones cutáneas, fiebre y dolores musculares.

También puedes leer: Intervienen grifos para verificar medidas exactas de combustibles

En las Américas, donde se registraron más de la mitad de casos reportados, varios países continúan asistiendo a un aumento del número de infecciones, pero es alentador ver una tendencia sostenida a la baja en Canadá”, dijo Tedros en rueda de prensa.

Algunos países europeos, como Alemania y Países Bajos, también están viendo una clara desaceleración del brote, lo que demuestra la eficacia de las intervenciones de salud pública y del compromiso comunitario a la hora de rastrear infecciones y prevenir la transmisión”, agregó.

“Estas señales confirman lo que hemos venido diciendo constantemente desde el comienzo: que con las medidas adecuadas, este es un brote que puede frenarse“, apostilló. “No tenemos que vivir con la viruela del mono”, añadió.

Casos en 101 territorios

Hasta el momento se reportaron casos en 101 territorios, de los que sólo 52 informaron de casos nuevos en los últimos siete días.

Los países que han reportado más de mil casos a la OMS son Estados Unidos (17.994), España (6.543), Brasil (4.693), Francia (3.547), Alemania (3.467), Reino Unido (3.413), Perú (1.463), Canadá (1.228) y Países Bajos (1.160).

Rosamund Lewis, al frente del equipo técnico de la OMS sobre la viruela del mono, explicó que el contacto físico con alguien contaminado supone un riesgo de contraer la enfermedad.

Lewis incidió en que hasta ahora no se ha reportado una transmisión a través de transfusiones sanguíneas.

“Ha habido informes sobre la detección del ADN de la viruela del mono en el semen. Un estudio mostró que el virus podía aislarse en ese caso”, dijo Rosamund Lewis, destacando que hay más estudios en curso.

Con información de la Agencia AFP

Share.

Leave A Reply